Envió gratis en tu compra pqte 3

Boxer para Hombre #LosDeLaBolsita | Comodidad, soporte y algo más

 El detalle hace la diferencia...

 

Boxer Hombre Guarda Condones Flamingo Boxers

 

¿Oportunidad inesperada? ¿Evento planeado? Selección cuidadosa de telas y complementos en la fabricación de Flamingo Boxers para dar ajuste y sensación natural a tu cuerpo, contrario a los boxers de algodón que se deforman y desgastan muy rápido. Creados para usarlos cuando quieras, el corte clásico no solo se ve y siente bien sino también nos resuelve un problema:

 

MOMENTO CRÍTICO, vacaciones de verano en la playa: ¿traes condón?  “No, los dejé ... ¿Vamos a una farmacia?” 

 

 

No pasó mucho tiempo para que #LosDeLaBolsita promovieran programas de Salud Sexual y el uso responsable del preservativo ligado a la ropa interior para hombre, ya que haciendo a un lado el esquema aburrido de que todos los

  boxers para hombre  

son iguales ofrecen una solución práctica al sexo seguro y la disposición efectiva y rápida del preservativo cuando lo necesitas. 
  
Comodidad y soporte A través del tiempo la moda se ha consolidado como una manifestación importante de la identidad de cada individuo por lo que usarla como medio para difundir un mensaje no sólo resulta ciertamente creativo, sino también en el caso de #LosDeLaBolsita muy práctico y conveniente.
Creamos unos boxers para uso rudo y ocasiones especiales. Únicos por la bolsita guarda condones integrada a un costado del muslo para un acceso fácil y discreto, sin distracciones o contratiempos. Diseñados especialmente para nunca estar desprevenido.  Comodidad y soporte

 

 

Ropa interior masculina comoda
Los materiales empleados proporcionan máxima comodidad y soporte para que sólo tú decidas Cuando y con Quién mientras que disfrutas del fit perfecto. ¿Que esperas? Dale color a tu ropa interior con #LosDeLaBolsita y siéntete cómodo y despreocupado. Flamingo Boxers hacen eso posible y no lo decimos a la ligera, pruébalos y sabrás de lo que estamos hablando.

 

Sexo seguro, primera vez